Tener un negocio exitoso pasa por la necesidad de conocer las opiniones de nuestros usuarios y la influencia que el contenido de nuestro negocio ejerce en la red y en los usuarios.

En la actualidad contamos con un nuevo paradigma de la comunicación, tanto para las empresas como para las marcas comerciales y éste no es más que las redes sociales. Es en la utilización de estas plataformas que las empresas y negocios online van a construir su propia reputación, credibilidad y confianza de cara a sus clientes. Es por esta razón que se necesita gestionar de forma correcta, además de recopilar y analizar toda la información concerniente a nuestro negocio para poder dar respuestas a las inquietudes y necesidades de los clientes.

¿En qué consiste gestionar correctamente nuestra presencia como empresa en las redes sociales? Muy sencillo, es realizar un seguimiento continuo de todo el movimiento que genera nuestro contenido, visitas, enlaces, comentarios. Es tarea del Community Manager, recoger toda la información concerniente e indicar a los redactores y demás miembros del equipo la forma más adecuada de presentar los contenidos y productos de nuestro negocio online.

Las redes sociales, constituyen una herramienta de gran utilidad para las empresas, como hemos dicho anteriormente, pero también albergan algunos peligros cuando no se es capaz de hacer un seguimiento adecuado del movimiento y gestión de la información.

Medir la reputación de nuestra empresa

Por lo anteriormente dicho, es importante crear una metodología clara para medir la reputación de nuestro negocio. Para esto será necesario tener criterios muy concretos para realizar esta medición de forma adecuada, la cual debe abarcar nuestros blog, sitios web, redes sociales, foros, entre otros.

¿Por qué debemos medir nuestra reputación? La razón fundamental, es porque la reputación que tengamos es la que nos permitirá tener mayor o menor visibilidad online. Y mientras mayor sea nuestra visibilidad más prosperará nuestro negocio, pues llegará a un número mayor de usuarios y potenciales clientes. Reputación en el ámbito de los negocios es sinónimo de calidad, por tanto, tener una buena reputación de cara al mercado, simbolizará que los productos o servicios que ofrecemos sean también de calidad.