Para los webmasters, los robots de Google, o también llamados arañas por son los encargados de recolectar la información de los sitios que se encuentran en la internet para añadirlos la índice de Google, mediante el posicionamiento de páginas nuevas y las actualizadas. Google utiliza un gran equipo informático para rastrear la información de millones de millones de páginas que se encuentran en internet.

Todo el trabajo de las arañas tiene comienzo con una lista de los sitios que han sido escaneados, y agregan a su lista los sitemaps proporcionado por los webmasters, que sirven para indexar nuevas páginas mediante la actualización y enlaces dentro de las web ya conocidas, y actualizando las listas anteriores eliminando los enlaces obsoletos, como también agregando modificaciones y actualizaciones.

consejos utiles

Los robots de Google, descargan una copia del sitio web simultáneamente para su análisis y es muy poco probable que visiten el mismo sitio varias veces en el mismo escaneo. Este está diseñado para distribuir el trabajo de escaneo por zonas, con el fin de mejorar la calidad y rendimiento del rastreo y disminuir el uso de la banda ancha, lo que significa que probablemente las visitas de los robots no provengan de la misma dirección, ya que su meta es analizar el mayor número de enlaces de la página web sin afectar el servidor de esta.

Asegurarse de que las arañas puedan encontrar tu sitio es un punto clave para el desarrollo y crecimiento de tu web, por ende, es crucial revisar los errores de rastreo que pueda tener tu web, ya que de eso dependerá tu posicionamiento en el índice de Google.

Ya con toda la información conocida de cómo trabajan las arañas de Google, podremos aprovecharnos y sacarle jugo a sus rastreos para nuestros beneficios.